Educación y Adiestramiento del Labrador Retriever

en clase

La educación y adiestramiento de un Labrador de Abantueso, es una tarea alentadora y muy gratificante, ya que son cachorros y adultos con gran capacidad de aprendizaje, alta concentración y atención. Son perros con una motivación para el trabajo excelente y muy activos mentalmente.

Pero es esencial, canalizar sus energías y moldear su comportamiento desde el principio para obtener un perro equilibrado. Dirigir en todo momento sus conductas, aportar estimulación en la justa medida, satisfacer sus necesidades etológicas y adaptarnos a cada fase cognitiva de nuestro labrador conlleva ajustar el adiestramiento e ir utilizando diferentes técnicas de aprendizaje a lo largo del proceso.

El primer objetivo es educar y adiestrar a vuestro labrador para que sea ejemplo de conducta y calma en cualquier situación o entorno. El adiestramiento básico es la base para después comenzar un adiestramiento específico en cualquier otra disciplina; cobro, salvamento, agility, obediencia de competición….

Sin más dilación, entramos en materia definiendo conceptos que coloquialmente utilizamos como sinónimos, pero no lo son.

La educación es el proceso mediante el cual un perro aprende las normas de convivencia en su familia humana, los hábitos correctos de eliminación, se lleva a cabo la socialización y se adquieren las rutinas (aprender a quedarse solo). El proceso es largo y continuo, requiere altas dosis de paciencia y conocer el modo de hacernos entender por otra especie que no posee el mismo lenguaje.

La comunicación social entre perros se basa en señales visuales, olfativas y acústicas, durante la convivencia y el adiestramiento los perros aprenden parte de nuestro lenguaje verbal. Pero los perros no se comunican mediante palabras por tanto la mejor manera de hacernos entender es conocer su lenguaje corporal y de comunicación.

La etapa más importante de un perro para aprender las normas de convivencia, su posición y cuál es el modo correcto de comportarse es entre los 4 y los 18 meses. Todos los comportamientos que se inicien y se refuercen consciente o inconscientemente durante esta etapa se convierten en conducta aprendida y luego es más difícil modificarlos.

Para educar hay que establecer con vuestro cachorro de labrador un vínculo afectivo, debemos generarle confianza y seguridad. Teniendo un buen vínculo y conociendo como hacernos comprender tenemos las claves para establecer una comunicación correcta, basada en el afecto y disciplina.

En la educación de un labrador, el aprendizaje de las normas de conducta y la obtención de comportamientos adecuados y calmados no se consiguen con comandos verbales ni con técnicas de adiestramiento.

Durante la educación el aprendizaje por asociación moldea el comportamiento del perro. El cachorro/adulto recibe señales del entorno y responde a estas señales con conductas, al mismo tiempo estas conductas tienen consecuencias positivas o negativas para el perro. Si la asociación es positiva la conducta se repite y si es negativa se extingue.

Teniendo en cuenta el modelo de aprendizaje durante el proceso educativo, surge una premisa fundamental; la CONSISTENCIA EN LAS SEÑALES. Las señales que recibe el perro desde cachorro por parte de todos los miembros de la familia deben ser consistentes y las conductas han de tener consecuencias consistentes, es decir, si no quiero que mi labrador salte para saludar, ninguna persona de su entorno debe recompensar esta conducta y no debemos recompensarla cuando es un cachorro e intentar corregirla cuando tiene 10 meses porque esto no es consistente. La inconsistencia en las señales genera inseguridad en el perro, dificulta la extinción de conductas inadecuadas, fomenta conductas indeseables y obstaculiza el adiestramiento.

Mi último consejo para la educación de un labrador retriever es “No des opción a tu perro a que cometa un error”. Este consejo está basado en la consistencia en las señales y la coherencia. Hay que ser coherentes a la hora de exigir, a la hora de corregir, a la hora de pedir comportamientos. Para comprenderlo mejor algunos ejemplos: no es coherente castigar a un perro cuando le llamamos y no acude si su nivel de adiestramiento es mínimo, no es coherente exigir a un cachorro que no destroce objetos sino tiene los juguetes apropiados y las sesiones de juego diarias que necesita y además le dejamos al alcance objetos de valor para nosotros, no es coherente pedir al perro que esté tranquilo en casa cuando no le damos el ejercicio diario que necesita.

El adiestramiento es el aprendizaje de comandos y acciones específicas enseñadas por un guía. El adiestramiento es un trabajo para el perro, implica concentración, coordinación y subordinación con el guía. El adiestramiento básico de un labrador debe incluir los siguientes comandos; “ven”, “sienta”, “tumba”, “quieto”, “junto”, ”suelta”, “trae” y caminar sin tensión en la correa.

El mejor momento para comenzar el adiestramiento no está establecido para una edad concreta, sino que debe ser adaptado para la edad y el temperamento de cada labrador.

Un labrador nunca es demasiado viejo para ser adiestrado ni demasiado joven para empezar a adiestrarlo.

El adiestramiento tiene varias fases, en cada una de ellas se marcan unos objetivos y el nivel de exigencia va aumentando en cada fase. Empezamos enseñando al perro un código de trabajo y comunicación imprescindible para crear las conductas, damos volumen de trabajo a esas conductas, aumentamos el nivel de exigencia en la ejecución de los comandos, enseñamos al perro que implica desobedecer, aportamos herramientas para que el equipo (perro-guía) pueda solucionar errores. Porque los errores en el adiestramiento son necesarios para que el equipo aprenda a enmendarlos y crezca como equipo.

Y por último, como fase final del proceso de adiestramiento, trabajamos el vínculo como motor de conducta en nuestros labradores y adquirimos las herramientas necesarias para mantener el buen nivel de adiestramiento toda la vida.

El adiestramiento es necesario para que la relación de nuestros perros con el entorno sea satisfactoria, para tenerlos bajo control en cualquier situación. El adiestramiento favorece y potencia una relación positiva con nuestros labradores y es un paso indispensable para tener un buen perro.

La educación y adiestramiento de un labrador retriever no son procesos independientes sino que son complementarios y sinérgicos, se solapan a lo largo del desarrollo y vida de vuestro labrador.

Texto facilitado por Lorena Diez Pereira. Veterinaria especializada en Medicina del Comportamiento y Educadora Canina.
Etocanes

5 pensamientos en “Educación y Adiestramiento del Labrador Retriever

  1. Opinión Labrador Abantueso:
    Doy fe de que así es, Zaira que era muy buena en todo pero una loca cuando veía u olía algo que la interesaba, y que para conseguirlo, no tenia inconveniente en sacarme el brazo a tirones, ha aprendido, teniendo dos años, y en muy poco tiempo, a controlar esos impulsos , eso si, con la ayuda de Lorena que nos ha enseñado a las dos que es lo que hacíamos mal y como hacerlo bien; y estoy segura de que también han tenido que ver los genes de Abantueso ,xq todos los Abantuesos que conozco son geniales

  2. Opiniones Abantueso:
    Muy buena ilustracion me va a servir de mucho para adiestrar a un labrador que adopte por que estaba deambulando pero tengo un problema cuando ve a una perrita en celo sé quiere ir detras de ella y no obedece a las órdenes que le doy ya esta apareándose con una labrador pero por la zona hsy otras perritas en celo y el se ba a buscar a las perritas que debo a ser para corregir esa conducta

  3. Opinión Labradores de Abantueso:
    TENGO UN CACHORRO DE 3 MESES, LLEVO CON EL SOLO UN MES Y APRENDE MUY RÁPIDO LAS COSAS BÁSICAS COMO VEN, SIENTA, ACUESTA, A COMER, TRÁEME LA PELOTA Y ALGUNA COSA MAS, EL ÚNICO PROBLEMA QUE TENGO ES QUE TODAVÍA SE HACE PIS Y CACA EN CASA PORQUE HASTA EL DÍA DE HOY NO LO HE PODIDO SACAR FUERA PARA ELLO HASTA QUE LE PUSIERAN LA ULTIMA VACUNA, ESPERO QUE A PARTIR DE AHORA EMPIECE A HACER LA CACA Y PIS FUERA, MI ESPOSA, MI HIJA Y YO ESTAMOS ENCANTADOS ES MUY CARIÑOSO Y MAS O MENOS OBEDIENTE, GRACIAS POR PUBLICAR LA EDUCACIÓN Y ADIESTRAMIENTO CREO QUE NOS VA A VENIR MUY BIEN, UN SALUDO

  4. Opinión Abantueso:
    Tengo un labrador de 4 meses y medio,y la verdad que me ha sorprendido mucho esta raza es maravilloso y aprende rápido y en casa es muy bueno . Lo único que me cuesta es que entienda ‘el ven’ ya que es muy sociable con todo el mundo y sobretodo le encanta jugar con otros perros pero lo malo es que cuando lo llamo no me hace caso. Solo y sin correa si me obedece pero cuando está con otro perro no hay manera. Vivo en la playa y juega mucho solo y con otros perros y niños pero más de una vez he tenido que salir corriendo detrás de el. He probado muchas cosas pero ya no se si es porque es muy joven ….que podría hacer? Nunca le tengo que decir ‘no’ a nada porque es muy bueno lo dejamos solo en casa y se porta bien, se sienta,se queda quieto,come bien y sale entre 3 y 5 horas diarias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Volver arriba