Labrador Retriever como perro de Terapia

¿Por qué elegir un perro como herramienta para hacer intervenciones con personas?
Los perros y las personas están socializados desde hace más de 10.000 años. El perro lleva siendo un animal al servicio del hombre desde su domesticación.
Los seres humanos han ido criando y seleccionando las diversas razas de perros que existen en la actualidad. Poco a poco el perro se ha ido introduciendo en diversos trabajos como la caza, el rescate, la detección de sustancias y explosivos, el acompañamiento y servicio a personas ciegas, …Desde hace unos años a esta parte también se ha ido introduciendo en las intervenciones con personas con discapacidad.

El papel del perro en este campo de trabajo es motivar a las personas fundamentalmente. El trabajo de los perros en la Intervención Asistida se suma al trabajo de otros profesionales ( Maestros , Psicólogos , Terapeutas Ocupacionales, Educadores Sociales…) para alcanzar unos objetivos que ayuden a las personas a mejorar su calidad de vida.

Los perros se han utilizado para desarrollar este tipo de terapias desde principios de siglo XX pero no es hasta los años 60 cuando comienzan a desarrollarse estudios científicos centrados en los beneficios de incorporar perros y otros animales de compañía a las terapias realizadas en diversos centros de personas con discapacidad.

Los perros presentan ciertas ventajas respecto a otros animales para desarrollar terapias. Los perros llevan interaccionando con los humanos 10.000 años por lo que su predisposición para el aprendizaje es muy amplia. Son animales que pueden entrenarse y son muy precisos en su trabajo. Por otra parte son animales que se han adaptado a todos los entornos en los que vive el ser humano y es fácil introducirlos en centros de personas con discapacidad por ese motivo. Tienen una gran capacidad de interacción con las personas y sobre todo no les juzgan, por lo que el afecto que da un perro siempre es sincero, y eso a personas con dificultades para relacionarse con otras personas les ayuda a entrenarse para poder desarrollar afecto después con sus semejantes.

Por último la gran variedad de tamaños de perros que hay, hacen que estos animales puedan interactuar con personas que tienen buena movilidad o con personas encamadas indistintamente aportando los beneficios de la terapia asistida por perros a una gran variedad de personas con discapacidad. Sus diversos tamaños facilitan la interacción con distintos grupos de edad desde bebés hasta ancianos y esto es más complicado de hacer con un caballo u otros animales.

huellas1

Nesca y Tarco de Abantueso acompañando a personas con discapacidad

¿Por qué elegir Labrador Retriever?

Desde el primer momento que decidimos comenzar una empresa de Intervenciones Asistidas por Perros se nos planteó qué perro sería el más idóneo .En nuestro trabajo es imprescindible la labor del co-terapeuta canino, ya que de sus características y disposición va a depender en gran medida el éxito de la intervención. Por ello, desde el principio tuvimos que decidir qué raza de perro es la más adecuada para la terapia.

Las características que necesita un perro de Terapia  son las siguientes:

Sensibilidad:
Es la receptividad que un perro muestra ante un estímulo. Si ante un estímulo normal el perro reacciona de forma descontrolada nos encontramos ante un perro hipersensible, de la misma manera puede ocurrir que sólo perciba un estímulo determinado si se presenta con una intensidad muy fuerte, en cuyo caso hablamos de perros menos sensibles.
Los perros que tienen sensibilidades muy altas suelen ser animales con poca socialización o de determinadas razas que han sido seleccionadas específicamente para presentar un determinado nivel de agudeza sensitiva. Estos animales, ante estímulos normales, pueden llegar a saturarse y bloquearse.
En el extremo opuesto, encontramos a los perros con sensibilidades bajas, como las razas de presa, en este caso puede ocurrir que la sensibilidad sea tan baja que el mundo exterior a penas les afecta.
Para las IAA es necesario que los perros tengan unas sensibilidades medias, de tal forma, que no se vean saturados por determinados estímulos y que sean capaces de sentir todo lo que les rodea para responder adecuadamente al entorno. En este sentido, el Labrador Retriever es el ejemplar perfecto ya que sus cualidades hacen que sea equilibrado en cuanto a su sensibilidad.

Temperamento
Lo más adecuado para las IAA es que sea un animal inteligente, sociable y manejable. En Huellas además necesitamos que el perro  tenga ganas de complacer a su guía, algunos etológos lo llaman “voluntad de servicio”. No debe mostrar agresividad hacia otros animales o personas. También es recomendable que no sea un animal tímido, lo que se busca es que sea curioso con el entorno.

Motivación
Imprescindible para cualquier perro de trabajo, la motivación ayuda en el entrenamiento y en la puesta en marcha de las sesiones, además es algo que se contagia y los usuarios lo notan. El perro ha de disfrutar con su trabajo y el Labrador Retriever lo hace.

Capacidad de cobro
Es la capacidad de portar una presa en la boca sin que ésta sufra ningún daño. Es propio de las razas de cobro (en inglés Retriever) que son criadas con lo que se conoce como “boca blanda o suave”, lo que indica que el perro es capaz de llevar la presa en su boca sin morderla o jugar con ella.
Es un aspecto esencial para nuestros labradores de terapia y asistencia, en particular para los segundos, ya que sus guías van a necesitar ayuda en las labores diarias cotidianas y el hecho de que el perro sea capaz de llevarle cosas en la boca sin romperlas es muy importante. Lo mismo ocurre con los perros de Terapia, porque en las intervenciones tienen que llevar objetos en su boca sin romperlos.

Apariencia agradable
Debido a que los perros de Terapia trabajan con usuarios muy diferentes se busca que su apariencia sea agradable para todo el mundo. Deben tener un tamaño mediano, de constitución fuerte, ágil y activo.
Una vez que tenemos en cuenta todas estas características, es más que evidente que las necesidades de un perro de Terapia son cubiertas por la raza Labrador Retriever. Ya que son ejemplares de tamaño medio pero robusto, tienen una sensibilidad media que les permite adaptarse perfectamente a su entorno, suelen ser muy afables, inteligentes y curiosos con lo que les rodea, son animales fieles con sus guías y motivados para el trabajo, además una de las principales características del Labrador Retriever es la capacidad de cobro, ya que desde sus inicios ha sido la base de esta raza.

Por ello nos decantamos desde el principio por la raza Labrador Retriever como nuestro animal de trabajo y con la experiencia hemos visto que no nos hemos equivocado, ya que son unos excelentes co-terapeutas.
Actualmene nuestros Labradores Retriever se encuentran trabajando con diversos tipos de personas como personas mayores, niños desde 0 a 12 años, personas con enfermedad mental… Durante este tiempo nuestra decisión a la hora de decantarnos por esta raza solo se ha ido confirmando más y más. Son trabajadores incansables, que se adaptan a múltiples entornos y que siempre responden a los retos que les proponemos.

huellas2

Nesca de Abantueso

¿Quiénes somos?

Huellas Adiestramiento y Terapia ® es una empresa que se dedica a la Intervención Asistida con Perros y al adiestramiento canino. Nuestro objetivo como empresa en el campo de las Intervenciones Asistidas con animales, es integrar este tipo de intervenciones en los diferentes ámbitos de la intervención socio-educativa.

El equipo de Huellas lo forman distintos profesionales, una Psicóloga, una Educadora Social y un Maestro, todos ellos con titulación acreditada como Adiestradores Caninos, Entrenadores de Perros de Asistencia y en Intervención Asistida con Animales; además contamos con dos perros de Terapia de raza Labrador Retriever, entrenados específicamente para poder lograr los objetivos propuestos en cada Intervención, que actúan como co-terapeutas.

En este tipo de intervenciones asistidas, los perros nos ayudan a motivar a los usuarios en la realización de las diferentes actividades, actúan como facilitadores de la comunicación, no tienen prejuicios, incitan al juego y sirven como modelo de comportamiento. Por todas estas características, los perros son la herramienta perfecta, ya que van a lograr un alto nivel de motivación y concentración en las intervenciones por parte de los usuarios.
Actualmente huellas está desarrollando diversos programas de educación asistidas con animales en el Colegio Central y Centro de Educación Infantil Trasgos y de Terapia Asistida con Perros en La Residencia Carmen García de Gúdal Leganés.

huellas3

Tarco de Abantueso Trabajando con niños del Colegio Central

¿Por qué Labradores de Abantueso?

Tras una larga búsqueda, nos decidimos por los Labradores de Abantueso por la dedicación que muestra Pedro (su criador) con los perros, porque desde el principio ha sido su amor por esta raza la que le ha llevado a criarlos. No sólo busca la belleza, sino que sean unos buenos perros de trabajo, algo de lo que podemos dar fe con nuestros ejemplares, Luna (Neska de Abantueso) y Nudo (Tarco de Abantueso).
La visita a las instalaciones fue lo que terminó de convencernos, ya que los perros se crían en una zona maravillosa de la Sierra de Guadarrama, el Monte Abantos, y están en unas condiciones inmejorables rodeados de naturaleza y con todo el espacio a su disposición para desarrollarse perfectamente.
Debido a que nuestros perros son perros de trabajo es necesario que estén libres de enfermedades genéticas como displasia de cadera o codo, taras oculares, etc. En Labradores de Abantueso certifican que los progenitores están libres de este tipo de enfermedades. Además,  Pedro nos ayudó a seleccionar los ejemplares más adecuados para nuestro trabajo, ya que conoce perfectamente a sus cachorros de labrador y realiza pruebas que nos ayudan a descubrir el temperamento de los perros.
Después de un año y medio con nuestros dos Labradores Retriever de Abantueso estamos encantados con la decisión que tomamos y sin duda, seguiremos eligiendo este criadero de labradores para nuestros futuros perros de trabajo.

Miriam Baonza Martín
Adiestradora profesional
Experta en Intervención Asistida por Animales
Psicóloga de Huellas Adiestramiento y Terapia®

Volver arriba